Todos ganamos con ‘Barú está en la jugada’

Todos ganamos con ‘Barú está en la jugada’

Tags: ,
  • 525 niños, niñas y adolescentes de las comunidades de Ararca, Santa Ana y Barú, 100 padres de familia, 17 docentes y 14 gestores deportivos de la isla, participaron en el proyecto.
  • La iniciativa duró 12 meses y contó con el apoyo de siete organizaciones que trabajaron en equipo: Fundación Santo Domingo, Asociación Somos Barú, Club Náutico Punta Iguana, Fundación Colombianitos, Fundación Hernán Echavarría Olózaga, Fundación Puerto Bahía y Grupo Argos.

Barú (Cartagena). Durante 12 meses ‘Barú está en la jugada’ transformó la vida de las familias de la isla de Barú, a través del deporte y la educación. Niños, niñas, jóvenes, padres de familia, docentes y gestores deportivos de Ararca, Santa Ana y Barú Pueblo, fortalecieron su salud, mejoraron sus competencias académicas y fueron formados en temas de convivencia, habilidades para la vida, competencias ciudadanas y prevención del consumo temprano de alcohol.

El proyecto utilizó el fútbol y el softball en las tres comunidades de la isla, como herramienta para contrarrestar los efectos negativos que dejó la pandemia en términos de sedentarismo, salud mental, problemáticas de convivencia y retroceso académico en 525 participantes.

Además, se realizaron jornadas de evaluación de tamizaje y peso para verificar en qué estado nutricional ingresaron los participantes al proyecto. Estas jornadas se complementaron con talleres para hijos y padres, fomentando una alimentación balanceada, buena hidratación y promoviendo hábitos saludables.

La iniciativa en sus doce meses de ejecución contó con el apoyo de siete organizaciones que unieron esfuerzos para trabajar en equipo: Fundación Santo Domingo, Asociación Somos Barú, Club Náutico Punta Iguana, Fundación Colombianitos, Fundación Hernán Echavarría Olózaga, Fundación Puerto Bahía y Grupo Argos.

“Los aliados estamos convencidos que invertir en herramientas como el deporte y la cultura, propician aprendizajes y aprehensión de habilidades y hábitos en los niños, niñas y adolescentes. Sabemos que a través de ellos se logran transformaciones sostenibles en las comunidades de la isla”, afirma María Stephanie González, Gerente de desarrollo social de la Fundación Santo Domingo.

A través de entrenamientos deportivos adaptados en fútbol y el softball, el proyecto utilizó la metodología de la Fundación Colombianitos, desarrollando dos currículos, ‘Convivencia y Paz’, dirigido a niños y niñas de 8 a 10 años, y ‘Prevención del consumo temprano de alcohol en menores de edad’, para niños entre los 11 y 13 años.

En ‘Convivencia y paz’ los participantes desarrollaron competencias socioemocionales y ciudadanas promocionando la no violencia, la integración social y la prevención de factores de riesgo, tales como el ausentismo, el abandono escolar y el matoneo, formando en ellos habilidades para la vida como la comunicación asertiva, el manejo de emociones y sentimientos, el autoconocimiento, la empatía, el pensamiento creativo y crítico.

Consuelo Pérez, madre de familia de Ararca, afirma que el proyecto fue de gran ayuda para ver cambios en el comportamiento de su hijo y sus amigos, “Estoy muy contenta por lo que aprendió mi hijo, en los tiempos libres los niños practicaban deporte y aprendían muchas cosas para ser mejores hijos y personas”.

Con el currículo “Prevención del consumo temprano de alcohol en menores de edad” se utilizaron estrategias deportivas y lúdicas para aumentar la percepción de riesgo del consumo de alcohol y otras sustancias psicoactivas tanto en los menores de edad, como en los padres de familia.

Joimer Pacheco, niño de la comunidad de Barú, asegura que en los entrenamientos les enseñaron a no pelear con sus compañeros, a respetar sus opiniones y llamarlos a cada uno por su nombre.

Victoria en lo pedagógico y psicosocial

A través del arte y la música, los niños de las tres comunidades participaron en jornadas en donde recibieron apoyo en el desarrollo de tareas escolares, fortaleciendo sus competencias en lectura, escritura, matemáticas, mejorando su desempeño académico y rescatando los valores culturales y las tradiciones de la isla. Gracias a estas jornadas 55 participantes aprendieron a leer o escribir durante el proyecto.

“Con las profes de ‘Barú está en la jugada’ aprendí a sumar y a escribir, eso me ayudó a mejorar en el colegio”, aseguró Yohanna Torres, una niña de Santa Ana de 10 años.

En el componente psicosocial, el proyecto involucró a más de 100 padres de familia, realizando talleres, charlas y actividades lúdicas como ‘Rumba terapias’ o festivales, en donde adquirieron estrategias para implementar pautas de crianza, fomentar el buen trato y las relaciones armoniosas al interior de los hogares. Estas actividades permitieron incentivar las prácticas deportivas en los adultos, alejándolos del sedentarismo.

“Padres y madres recibieron herramientas para mejorar los lazos afectivos con sus hijos, adquiriendo habilidades para controlar el estrés y las tensiones. De esta forma fortalecimos los vínculos familiares” afirmó Gladys Sanmiguel, directora ejecutiva de la Fundación Colombianitos.

Transferencia metodológica, otra victoria para la isla

‘Barú está en la jugada’ se preocupó por dejar capacidad instalada en las organizaciones deportivas de la isla y en las Instituciones educativas. A través de capacitaciones, 17 docentes, 14 gestores deportivos y los equipos de trabajo de las fundaciones aliadas, adquirieron aprendizajes con la metodología de la Fundación Colombianitos ‘Juguemos por la paz’, comprendiendo el uso del deporte como una estrategia para el desarrollo personal y social en comunidades e instituciones.

Así mismo, gracias a la experiencia de organizaciones como ‘Nuevos Rumbos’ se generaron espacios de formación en la prevención del consumo temprano de alcohol en adolescentes y jóvenes.

En los cuatro colegios donde se desarrollaron las acciones de transferencia metodológica hizo entrega de kits deportivos de fútbol y softball para implementar las metodologías pedagógicas y complementar los programas académicos de las clases de educación física, ética y valores de cada institución.

“Dejamos un equipo social comunitario con muchas capacidades, que participó en el proyecto durante el año de implementación, en donde crecieron como en su ámbito personal y profesional”, señaló María Stephanie González, gerente de desarrollo social de la Fundación Santo Domingo.

El proyecto logró involucrar a las organizaciones deportivas de la isla, que estuvieron dispuestas a adquirir nuevos aprendizajes, participando de manera activa en capacitaciones, semilleros deportivos, y apoyando logística y administrativamente el desarrollo de actividades.

Resaltando la participación de El Club Deportivo Isla Barú Ararca, Corpoclub Social y Deportivo Santa Ana Isla de Barú, Fundeiba (Fundación deportiva Isla Barú), Corporación Deportiva Real Star, Asoclub Recrear Barú y los Consejos Comunitarios de Santa Ana, Ararca y Barú.

De esta forma, todos ganamos con ‘Barú está en la jugada’, una iniciativa que utilizó el deporte y la educación para crear más oportunidades en las nuevas generaciones de la isla.

¡Compártenos!

Más vistos

Leave a Comment





Últimas noticias

¡Comenzó Barú Sostenible!

noviembre 21, 2022

Una iniciativa que mejorará el tratamiento y la disposición final de residuos sólidos en la isla de Barú́ mediante el reciclaje

Ver noticia

Una “Misión Ambiental” para proteger los ecosistemas, la biodiversidad y el agua en Bolívar, Boyacá, Sucre y Tolima

noviembre 11, 2022

“Misión ambiental” es un programa de financiación de la Fundación Santo Domingo que en su primera versión abrió una convocatoria para que organizaciones medio ambientales públicas, privadas, ONGs y organizaciones de la sociedad civil en Colombia, presentaran sus proyectos en torno a 3 ejes: ecosistemas, agua y ciudades sostenibles.

Ver noticia

Del reciclaje al emprendimiento: 50 mujeres ponen en marcha nuevos negocios en Barranquilla

octubre 31, 2022

Las nuevas emprendedoras recibieron fortalecimiento empresarial, acompañamiento en la reconversión de su actividad económica y apoyo psicosocial, gracias al acompañamiento de Fundación Triple A y Fundación Santo Domingo, con el apoyo del Centro de Oportunidades del Distrito.

Ver noticia

Síguenos en redes